20161121130355.esquema_ronquido

Apnea del sueño

Durante el sueño el paso del aire a nivel de la faringe se ve dificultado, produciéndose el ronquido y en muchas ocasiones una falta o disminución del flujo de aire produce una caída de los niveles de oxígeno en sangre. El cerebro se alerta produciéndose numerosas interrupciones del sueño y se generan una serie de síntomas diurnos.

Una vez realizado el estudio se valora la gravedad y la comorbilidad del paciente remitiéndolo en casos avanzados a la unidad hospitalaria de trastornos del sueño o en casos leves-moderados sin patología acompañante la recomendación de un DISPOSITIVO DE AVANCE MANDIBULAR.

Estos dispositivos son eficaces en el tratamiento del ronquido, del SAHS leve y moderado con IMC bajo.

Se deberán realizar controles posteriores con la poligrafía respiratoria domiciliaria para comprobar la efectividad del tratamiento.