20170209125856.endodoncia

Endodoncia

La endodoncia se usa para eliminar la pulpa del diente y sellar el conducto pulpar. La pulpa es la parte más interior del diente y la que lo nutre. El tratamiento consiste en la retirada de la pulpa dental enferma, la desinfección de la cámara pulpar y de los conductos radiculares para proceder a su sellado. Mediante el uso de los últimos avances como el microscopio, la instrumentación rotatoria, guttapercha caliente y termocondensación, hemos conseguido un porcentaje más elevado de éxitos que con los métodos tradicionales. La pulpa se ve afectada cuando por una caries, traumatismo o desgaste se infecta.

Normalmente la afección de esta provoca un dolor muy agudo que cede cuando se realiza el tratamiento de conductos. En ocasiones, a pesar de que el nervio esta afectado, el diente no duele e incluso al principio hay un dolor que cede sin tratamiento, pero el proceso infeccioso sigue su curso y si no se trata la infección llega al hueso produciendo un absceso y pudiendo llegar a ocasionar la pérdida del diente. El tratamiento se realiza bajo anestesia local, es un procedimiento indoloro, que suele realizarse en una sola sesión.