3 consejos para la higiene dental de los niños

3 consejos para la higiene dental de los niños

Los hábitos de higiene dental deben adquirirse desde la infancia, sobre todo si se quiere evitar problemas como caries o pérdida de piezas dentales, aunque sean de leche, y conseguir hábitos de higiene saludables para la edad adulta.

  1. El cuidado empieza desde bebés. Hay que acostumbrarse a limpiar y cuidar la boca desde antes de la aparición de los dientes, puesto que los lácteos que consumen pueden producir hongos. Para evitarlo hay que limpiar encías y lengua con una gasa húmeda cada 2 o 3 días. Además, así se consigue que se acostumbren a que les introduzcan dedos en la boca, facilitando las primeras visitas al odontólogo. Con la aparición del primer diente, podremos usar la gasa húmeda o cepillos especiales para bebés sin pasta dentífrica.

  2. A partir de los 2 o 3 años o desde que tenga la dentadura completa, podemos usar pasta dentífrica e inculcar el hábito diario del cepillado, explicando su importancia. Para ello hay que usar la imitación, puesto que los niños quieren hacer cosas de mayores. Lavándonos a conciencia con ellos y explicando los pasos e importancia, iremos inculcándoles esta costumbre. A partir de los 3 años, podrán comenzar a cepillarse ellos solos, pero siempre bajo nuestra supervisión y con un cepillado final a fondo realizado por un adulto, porque ellos no tienen capacidad de hacerlo correctamente. A a partir de los 7, ya podrán cepillarse bien ellos solos.
    También tenemos que olvidar la creencia de que los problemas que se tengan, desaparecerán con los dientes de leche. Si tiene caries, es muy probable que arrastre el problema al diente definitivo.

  3. Hacer el cepillado divertido. Jugar es una de las mejores maneras de aprender, incluso con el cepillado. Podemos comprarles cepillos con formas y colores divertidos y lo mismo con la pasta dentífrica. Contarles cuentos y crear juegos para motivarles a cepillarse y hacerlo durante el tiempo necesario, es muy efectivo. Además, se puede aplicar el truco del revelador de placa para niños, que colorea la placa bacteriana mostrando dónde hay que cepillar mejor ¡así convertiremos el cepillado en un reto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *