Cómo cuidar los dientes en la tercera edad

Tenemos que cuidar los dientes en todas las etapas de la vida, desde que nacemos y hasta la tercera edad. Ese cuidado varía conforme pasamos de una etapa a otra de la vida y, en la edad dorada, tenemos que adaptarnos a las nuevas necesidades de mantenimiento que podamos tener.

En esa edad, tenemos que trabajar para evitar la pérdida de dientes, prevenir enfermedades y conseguir siempre una buena masticación que nos ayude a mantenernos bien nutridos. Para ello, hay que visitar el dentista para realizar las limpiezas bucales necesarias y para que revise el estado de los dientes y, si se da el caso, tenemos que mantener correctamente el estado de la prótesis dental.

También hay que tener en cuenta que, con la vejez, disminuye la secreción de saliva, que se puede ver acuciada por otras enfermedades como la diabetes, problemas de corazón, algunos tipos de medicaciones, etc. Si tenemos poca saliva, es más fácil tener caries, sensibilidad dental, gingivitis y otras enfermedades periodontales.

Así, en esa edad sigue siendo fundamental mantener los 3 cepillados al día, con un cepillo suave y, a no ser que el dentista indique lo contrario, siempre con pasta fluorada. También hay que usar hilo dental una vez al día para reforzar la limpieza.

También es bueno evitar el consumo de alimentos pegajosos y muy azucarados y, si se consumen, lavar los dientes lo antes posible para evitar el daño del azúcar al quedar en el diente.

Hay que consumir mucha agua para estar correctamente hidratados y prevenir la falta de saliva y visitar al dentista siempre que notemos que hay una superficie dental irregular en la que se pueda acumular restos de alimentos para que nos lo selle.

Y en el dentista está el último, pero no menos importante de los consejos, tenemos que acudir a todas las revisiones con el dentista y no dudar en acudir a su consulta si tenemos alguna duda sobre nuestra salud o queremos que nos explique la mejor manera de lavar nuestros dientes según nuestras circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *