¿Cómo elegir el cepillo de dientes adecuado?

¿Cómo elegir el cepillo de dientes adecuado?

¿Quién no se ha quedado un poco bloqueado ante la gran oferta de cepillos de dientes del mercado? Muchas veces terminamos por elegir el que más nos gusta por su color o diseño, sin tener en cuenta si es el más adecuado a nuestras necesidades. Aquí os vamos a dar las pautas necesarias para saber cómo elegir el cepillo de dientes adecuado.

Para ello tenemos que tener en cuenta el tamaño de nuestra boca, la posición de lo dientes, la salud bucodental o si nos hemos sometido a algún tipo de intervención como implantes, etc. recientemente. Sabiendo esto, tenemos que adaptar el cepillo a nuestras necesidades.

  • Dureza. La recomendación general es escoger un cepillo de dientes de dureza media, capaz de eliminar la placa y los restos de comida sin dañar los dientes y encías. Si se padece gingivitis, periodontitis o sensibilidad dental, se recomienda un cepillo suave y, tras intervenciones quirúrgicas, uno extra suave o postquirúrgico.

  • Características del mango. Tenemos que elegir los que sean antideslizantes para tener un mayor control del cepillado, y los que son flexibles llegan con más facilidad a cualquier parte de la boca.

  • Filamentos del cepillo. Lo más aconsejable son los de nailon pero, sean como sean, las cerdas deben ser redondeadas y suaves para no dañar ni el esmalte ni los dientes. Además, los cepillos con filamentos inclinados llegan mejor a todos los rincones de la boca.

  • ¿Cepillo manual o eléctrico? Los cepillos eléctricos son recomendables para las personas que tengan algún problema de movilidad sino, podemos usar perfectamente uno manual. Cabe recordar que el tiempo requerido para un cepillado correcto es de 3 minutos.

Una vez seleccionado el cepillo adecuado tenemos que proporcionar los siguientes cuidados para su conservación:

  • Siempre debemos cambiar el cepillo cuando los filamentos estén desgastados o cada 3 meses, lo que pase antes.

  • Tenemos que limpiar bien el cepillo después de cada uso y dejar que se seque al aire libre en posición vertical.

  • No hay que guardar el cepillo en una funda. Puesto que la humedad favorece la aparición de microorganismos y bacterias.

  • No hay que compartir el cepillo con otras personas ni guardarlo en contacto con otros cepillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *