¿Influye la genética en la aparición de caries?

¿Influye la genética en la aparición de caries?

La caries es uno de los principales problemas de salud bucal al que nos enfrentamos a nivel mundial. Esta bacteria afecta a un 90% de los niños en edad escolar y a casi un 100% de los adultos.

Según un estudio realizado en el J. Craig Venter Institute (JCVI), en California, después del estudio y control de gemelos y hermanos gemelos desde la infancia, se ha comprobado que, aunque el origen genético influye bastante en la formación de las patologías y bacterias de nuestra boca, a medida que vamos envejeciendo esta influencia se hace casi imperceptible. Esto significa que lo que verdaderamente influye en la aparición de caries, son los factores externos como la dieta y la higiene bucal.

Hasta un 20% de los adultos padecen una enfermedad periodontal o de encías grave, que puede llegar a provocar la pérdida de piezas dentales y otros problemas de salud. Este estudio indica que más del 37% de los niños entre 2 y 8 años tienen caries y que el porcentaje entre los adolescentes alcanza el 58%.

Como podemos ver, es nuestro estilo de vida el principal culpable de la aparición de esta bacteria y esto se ve agravado en épocas como la navideña, en la que se dispara la aparición de las caries debido al gran aumento en la ingesta de azúcar. El gusto por el dulce, la habilidad para degustar, la dureza del esmalte y la composición de la saliva son esos factores a medio camino entre los genético y lo que nosotros creamos.

En aquellas personas con un esmalte más blando, la bacteria lo tiene más fácil para excavar en los dientes. También es cierto que las personas que tienen una mayor variedad genética para degustar sabores, tienen menos probabilidades de desarrollar caries. Y, para finalizar, la composición de nuestra saliva juega un gran papel a la hora de proteger nuestra boca. Asimismo, determinadas variantes genéticas de la saliva, hacen que unas personas tengan la boca más protegida que otras frente a la caries.

Pero lo más importante para tener una boca libre de caries, sigue siendo mantener una higiene óptima y no saltarse ni una de las revisiones que tengamos con nuestro dentista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *