Mitos sobre las muelas del juicio

Mitos sobre las muelas del juicio

Las muelas del juicio son los terceros molares y suelen aparecer sobre les 18 años, cuando se supone que la persona ha alcanzado cierto grado de madurez, de ahí que se llamen “del juicio”. Al rededor de estas muelas existen muchos mitos sobre su función y qué hacer con ellas.

Estos terceros molares suelen ser una de las principales causas de problemas bucodentales, aunque hay personas a las que les salen sin causar ningún problema y otras a las que nunca les llegan a salir.

Al aparecer más tarde en la vida, el resto de dientes ya están en su espacio, resultando en la falta del mismo para las muelas del juicio. Esto hace que estas salgan torcidas o que solo salgan parcialmente, pudiendo causar dolores severos e intensos, junto con riesgos de infecciones y caries.

Hay que destacar que, al contrario de lo que se suele creer, si hay espacio para que salga la muela y no causa problemas, no hay que extraerlas. E igualmente, si las muelas se quedan dentro del hueso, no dan problemas, no necesita prótesis ni necesita tratamiento, no es recomendable sacarla al tratarse de un procedimiento invasivo.

También se suele creer que es mejor extraerlas antes de los 30 pero no existe un patrón claro, puesto que cada caso depende de varias circunstancias como la posición molar, el nervio dentario o las muelas adyacentes. Otro de los falsos mitos es la creencia de que las muelas del juicio pueden desplazar al resto de los dientes, modificando la estructura de la dentadura. Las muelas del juicio pueden influir, pero no son determinantes en ese aspecto.

Otro de estos falsos mitos, es que estas muelas no sirven para nada, pero pueden cumplir su función como cualquier otro diente siempre que estén bien situadas y tengan contacto con otro molar. Finalmente, existe la creencia de que hay que extraer las muelas del juicio cuando se van a poner aparatos, pero la realidad es que depende de cada caso, que se tiene que estudiar individualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *