¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia es uno de los tratamientos que más realizan los dentistas. Se trata de un tratamiento que se realiza en las raíz del diente y en el que se extrae, por completo, la pulpa dental. Con esto, se pretende salvar piezas dentales y se reducen los casos de extracción de dientes.

Este tipo de tratamiento se realiza, en la mayor parte de los casos, cuando tenemos una pieza dental con una caries profunda. Esto causa inflamación e incluso la muerte de la pulpa dental. Asimismo, también se usa este procedimiento cuando la inflamación la produce algunos tipos de traumatismo, abrasiones, erosiones y el desgaste de dientes, como cuando se padece bruxismo.

La pulpa dental es la parte más interior del diente. Allí es donde se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos. Cuando la pulpa se inflama, suele aparecer dolor en distintos grados y situaciones: frente al frío o calor, en algunas posturas, al comer, beber, etc.

La endodoncia es una intervención que se realiza con anestesia local, por lo que no ha de aparecer dolor. Con este tratamiento se eliminan bacterias y tejido muerto para dejarlo lo más aséptico posible. Todo esto se realiza en varias fases:

  1. Diagnóstico. El paciente explica su dolor, localización, intensidad, etc. y se realizan radiografías para hacer un buen diagnóstico
  2. Anestesia. Se aplica una anestesia local, que afecta al diente a tratar y sus alrededores. Es importante que, en ese momento, no exista ninguna infección para que la anestesia sea efectiva
  3. Apertura y aislamiento del la pieza a tratar. Se hace un agujero en la corona del diente por el que llegar a la pulpa. A continuación, se extrae todo y se aísla el diente de todo el organismo
  4. Conductometría e instrumentación. En este paso, se limpian los conductos dentales para que queden asépticos
  5. Obturación. Se sella el diente. Los conductos, una vez limpios y asépticos se cierran. Así, se deja la pieza totalmente insensibilizada
  6. Control. Se realiza una radiografía y se observa el resultado del tratamiento para ver si ha sido efectivo. Posteriormente, se controla la intervención durante unas semanas o meses.

4 consejos para prevenir la caries en niños

4 consejos para prevenir la caries en niños

La caries es la dolencia bucal más común y los niños no están exentos de padecerla. A pesar de ser tan usual, hay que decir que es una enfermedad totalmente prevenible. Aquí os dejamos 4 consejos para que los más pequeños no tengan que pasar por este suplicio.

  1. Las caries pueden aparecer desde el momento en el que empiezan a salir los dientes, así que es esencial empezar a limpiar la boca en ese momento. Para ello, emplearemos una gasa empapada en agua para limpiar suavemente encías y dientes (cuando estos salgan).
  2. A partir de los 2 años, sustituiremos la gasa por el cepillado 2 veces al día. Siempre será realizado por el adulto hasta que el pequeño pueda hacerlo solo. Además, hay que empezar con las visitas y revisiones semestrales al dentista a partir del primer año de vida. De este modo, se acostumbran a la visita, cogen confianza y desaparecen los problemas del miedo.
  3. Otro punto esencial son los malos hábitos alimenticios, por lo que hay que evitar darles dulces, zumos y bebidas azucaradas. Además, tampoco conviene que coman frutos secos entre horas, mejor si se los damos después de comer para que no permanezcan los restos en la boca. Como premios es mejor darles frutas y verduras que les gusten, galletas de arroz, tostadas o palomitas de maíz.
  4. Otra manera de evitar la caries es previniendo su contagio. Para ello no haremos cosas como soplar su comida para enfriarla, chupar su cuchara, chupete, tetina, etc. Todas estas son maneras de transmitir nuestras caries a los pequeños.

¿Qué hacer cuando ya tiene caries? Seguro que has escuchado que, al tratarse de dientes de leche, no es necesario tratarlos pero ¡nada más lejos de la realidad! Si no se tratan, la infección puede alcanzar la raíz del diente creando una bolsa de pus que puede afectar a la formación del diente definitivo.

La prevención, una buena higiene y alimentación junto a las visitas al dentista, son los mejores aliados de la sonrisa de los pequeños ¡y de los adultos!

¿Por qué perdemos dientes?

¿Por qué perdemos dientes?

Perder piezas dentales es algo nos preocupa, sobretodo conforme vamos alcanzando una edad. Pero más que una preocupación estética, la pérdida de dientes puede conllevar otras complicaciones con consecuencias nada agradables. Eso sí, si mantenemos una buena higiene bucal y acudimos a todas las revisiones, nuestros dientes nos acompañarán para siempre. Leer más

¿Es bueno masticar chicle?

¿Es bueno masticar chicle?

Casi todo el mundo lleva en el bolsillo o el bolso chicles sin azúcar, que vienen muy bien cuando necesitamos tener esa sensación de aliento fresco, para aliviar algunos momentos puntuales de estrés o ansiedad o simplemente por el placer de mascar. Pero ¿es bueno masticar chicle? Lo cierto es que tiene sus ventajas e inconvenientes pero, como en casi todo, el secreto está en la moderación. Leer más

¿Por qué soñamos con que se nos caen los dientes?

¿Por qué soñamos con que se nos caen los dientes?

Todos los días soñamos pero no lo recordamos, eso sí, cuando lo hacemos solemos quedarnos con una sensación un poco extraña y con ganas de saber más sobre su significado. Aquí os vamos a hablar sobre uno de los sueños más inquietantes ¿por qué soñamos con que se nos caen los dientes? Leer más

Alimentación y salud bucal

Alimentación y salud bucal

Nuestro cuerpo es una máquina compleja en la que influyen mucho los alimentos que le proporcionamos y la frecuencia de su consumo. Ingerir azúcares en exceso así como alimentos poco nutritivos pueden causar caries, puesto que esta sucede cuando las bacterias entran en contacto con el azúcar en la boca y causan los ácidos que atacan los dientes durante 20 minutos o más. Leer más

3 consejos para la higiene dental de los niños

3 consejos para la higiene dental de los niños

Los hábitos de higiene dental deben adquirirse desde la infancia, sobre todo si se quiere evitar problemas como caries o pérdida de piezas dentales, aunque sean de leche, y conseguir hábitos de higiene saludables para la edad adulta. Leer más